Apartamento XM


APARTAMENTO EN PUNTA PACÍFICA

Mallol&Mallol Arquitectos

 

Localización

Punta Pacífica, Panamá.

Superficie

363  m2

Proyecto

2012

Ejecución

2013

Equipo de Diseño

Arquitecta: Ximena Mallol Azcárraga

Colaboradores: Jessica Hickman

Cliente

Anónimo

Consultores

Iluminación: LED Life  ILLUMINATIONS

Domótica: MDM (Sistema control 4)

Fotografía

Fernando Alda





Este apartamento se localiza en el área de Punta Pacífica, en ciudad de Panamá. Un proyecto contemporáneo, cuya búsqueda de espacios abiertos, sofisticados y tranquilos, se constituye en sus principales premisas.

En la distribución original, existía un doble acceso al apartamento; uno, a través de la cocina y el área de servicio, y otro, el principal, mediante un pequeño vestíbulo hacia el área social. En la reforma se fusionan ambas entradas, incorporando un corredor longitudinal, que a manera de vestíbulo-galería, inicia el recorrido hacia el interior. El carácter longitudinal de este espacio queda acentuado a través de líneas de iluminación  puntual situadas en el cielo raso y los planos horizontal y vertical revestidos en piel.

Al igual que ocurre en el resto de zonas de circulación del apartamento, el material utilizado en el pavimento es la piedra. Se trata de granito verde pulido que destaca su frialdad en contraste con la cálida textura de la piel que reviste la extensión la pared, en el caso de este ámbito, o con la calidez y el sosiego de la madera clara que define las zonas de estancia.

En su estado previo, el apartamento contaba con cuatro recámaras, un “den” interior y el área de sala comedor comunicado con la cocina y zona de servicios. Uno de los principales cambios fue organizar una nueva zona de estancia diurna, contenedora de varios ambientes independientes, pero, al mismo tiempo, pertenecientes a un espacio común y diáfano. Para ello, se tomó la decisión de eliminar la zona húmeda, así como el armario servidor de una de las recámaras anexándola a la sala principal y a la terraza. De esta manera, las tres áreas que funcionan independientes se conectan visualmente, introduciendo además el skyline de la ciudad y la bahía de Panamá como escenario de fondo.

Al trasladar e integrar el uso del antiguo “den” a esa nueva área social, se origina la posibilidad de reconfigurar la habitación principal. Aquel espacio desocupado quedará convertido en vestidor y se incorporará junto al baño, este último a modo de open plan, al interior de la recámara. Al paramento,  revestido hasta media altura de la misma madera del pavimento, se le confiere en el acceso, la función de elemento separador del baño.

En general, para las paredes se utiliza una paleta de colores fríos, blancas o azul hielo, fondo sobre el que se colocan las pinturas, fotografías y piezas de arte enfatizándose así, sus colores vibrantes y texturas que en algunos casos serán reforzadas mediante luz cálida. Se emplean, además, espejos en el revestimiento de paredes específicas, que crean un efecto de amplitud del espacio mediante el juego de sus reflejos. En otros casos, el vidrio, es empleado como recurso material en el cerramiento de determinados ámbitos para jugar con las transparencias y permitir comunicación tanto visual como espacial.