GIMNASIO CE






Situado en una zona residencial de baja densidad, se construyó el Gimnasio del Colegio Episcopal  en un reducido terreno en una escala que armoniza y respeta el vecindario debido a su emplazamiento soterrado. La fachada principal se levanta acristalada a nivel de la calle, coincidiendo con el último plano de las graderías, mientras que los accesos al gimnasio se consiguen desde las áreas ajardinadas del interior del colegio. Las paredes exteriores se recubrieron con tocho color gris y están interceptadas por aleros a diferentes alturas construidos con losas muy delgadas, que imprimen horizontalidad a las superficies planas y uniformes de los cerramientos.