Parlatino


Parlatino

Mallol Arquitectos

 

Localización

Avenida Principal de Amador, Ciudad de Panamá

Proyecto

2010

Ejecución

2013

Superficie

Lote                                          7.500 m²

Plaza                                         3.000 m²

Área de Construcción           10.600 m²

Equipo

Ignacio Mallol Tamayo

Eric den Eerzamen, Adrián Forján, José Manuel González

Félix Prince, Rens van den Hurk, Manuel Cubilla, Alvaro  Vargas

Diseño de interiores

Carmen Brewer, Gabriela Arosemena

Promotor

Parlamento Latinoamericano

Consultores

Estructura: Víctor Cano

Sistemas: Teódulo Moreno, IDELSA

Iluminación: Iguzzini

Áreas verdes: Denisse Vennett

Constructora

Conceptos y Espacios

Jorge Espino, Ana Véliz, Alexandra Nellos

Fotografía                                                  

Fernando Alda





El Parlamento Latinoamericano,  creado hace casi medio siglo en Perú e integrado  por  23 miembros, opera en Panamá desde el 2005 y tres años después se instala oficialmente en nuestro país.  Sin embargo, a pesar de su importancia para América Latina, carecía de una sede propia. Panamá ha tenido un destino histórico y geográfico desde la visión de Carlos V cuando vislumbró la ruta interoceánica y posteriormente  Simón Bolívar le asigna a nuestro país, por su condición estratégica, su carácter de sitio anfictiónico. Sin duda, la posición geográfica Istmeña  fue considerada como elemento esencial para la construcción de esta obra.

La Sede Permanente del Parlamento Latinoamericano, o Parlatino, es una edificación que nace de estos antecedentes de proyecto integracionista regional erigiéndose en un lugar histórico como lo es la zona revertida canalera, antigua base militar de Amador en las riberas del océano Pacífico. Viene a cumplir una misión histórica e integral en medio de un extraordinario y único escenario natural. Su ubicación en un área abierta a la entrada del Canal interoceánico, frente al emblemático Cerro Ancón,  lo transforma en un símbolo y aporte a la arquitectura panameña.

La obra cuenta con un área de aproximadamente 10.700 metros cuadrados de construcción y 3.000 mil a una plaza peatonal de acceso público. Cuenta con 36 oficinas, 6 salas de reuniones, 1 auditorio de 500 sillas, una cafetería, una biblioteca, un lobby y una sala VIP. Adicionalmente,  tiene 4 salones multifuncionales con tabiquería móvil y capacidad de 50 a 300 personas. La forma triangular  redondeada responde a la organización del programa de diseño, cuyo corazón es su auditorio principal. Este auditorio tiene una magnífica vista hacia la bahía de Panamá y la edificación en sí misma se vuelca hacia el mar. Esta proximidad marina privilegia un escenario natural que le otorga transparencia y luminosidad en un área selvática y de particular belleza tropical.

Las oficinas, salas de reuniones y vestíbulos se conectan y relacionan visualmente a través del atrio central a triple altura. La luz en este espacio entra cenitalmente inundando la imponente escalera  que conecta cada uno de estos cuatro niveles siendo el elemento central que organiza el recorrido público. Cada una de las distintas plantas se diferencia entre sí por el color del piso que permite identificarlas, así como brindar orientación dentro del edificio.

La fachada, es ligera, ventilada, compuesta por módulos cerámicos y dispuestos según un despiece que integra grandes huecos, como el del  espacio del auditorio, con aquellos de menor escala utilizados en la zona administrativa.  Toda la carpintería empleada en estos huecos de fachada es de vidrio doble con cámara aislante, que en conjunto con la fachada ventilada permite adaptarse a los estándares internacionales de ahorro energético, reduciendo considerablemente los efectos de la fuerte temperatura del sol panameño. La iluminación empleada ambos en el interior y exterior está compuesta de veintitrés líneas de luminarias con lámparas LED complementando así el carácter sustentable del proyecto.